sábado, 2 de enero de 2010

Obligaciones del poeta

Que nunca te dé por sentirte
intelectual privilegiado cabeza de libro serrucho de conversaciones
mustio pensador adolorido.
Vos naciste para desgranar estrellas
y descubrir la risa de la muchedumbre entre los árboles,
naciste blandiendo el futuro
mirando por ojos, manos, pies, pecho, boca,
adivino del porvenir
agorero de días de los que el sol
aún ignora su paternidad,
fuiste engendrado en noches de luna
cuando aullaban los lobos y corrían enloquecidas las luciérnagas.

Gioconda Belli, 
poeta nicaragüense, del libro "El ojo de la mujer", publicado en 1991.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás