domingo, 27 de mayo de 2012

Terrible oficio


Mi voz está en su sitio
el corazón sabe algo más porque me duele

Por eso digo:
terrible oficio
es repartir equivocadamente los abrazos
y que el alma viva entre perros hambrientos



--------****--------



Series (obra inédita)

Toma
Sitiar el lenguaje
y ocuparlo

Poesía
Amarte a vos
es poco

Reforma poética
La palabra
es para el que la trabaja

Literatura popular
Tener la realidad
en la punta de la lengua

Identidad
Dime en qué poema andas
y te diré quién eres


Santoro, Roberto, “Obra poética completa 1959-1977”, Buenos Aires, RyR 2008.-


Publicado por Horacio

9 comentarios:

  1. Identidad, dónde mierda nos hallaremos, he liquidado el día. Hace frío. Tengo miedo.

    Abrazos igualmente.

    ResponderEliminar
  2. No conozco su obra, pero el es uno de los tantos que fue detenido, desaparecido?

    Abrazo Horacio.

    ResponderEliminar
  3. Tuve la suerte de compartir momentos junto a Roberto y Haroldo Conti, pero de él lo que más recuerdo fué en una comida en casa de mi familia donde supe de su compromiso por defender aquello en lo que el creía que no era sino luchar por dignidad del ser humano. Era una persona que disfrutaba de los amigos, escribía desde el convencimiento que la literatura era el arma más poderosa contra los que nos acorralaban. Recuerdo sobretodo su sentido del humor, su sencillez. Estando ya en Europa, por que "ellos lo decidieron" y nos habitaron en el exilio supe de su desaparición por una carta mensaje "camuflada"que nos envió su mujer. Un gran hombre, un poeta con el "alma abierta"

    Gracias por regalarme estos versos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Beatriz, un lujo contarte entre las lectoras de este espacio.

      Abrazo grande

      Eliminar
  4. No conozco a este poeta, Horacio, y me temo, consultada la red, que no hay nada suyo publicado aquí, al menos no en los últimos años. Me cuesta creer que nadie lo publicara en España durante la transición a la democracia o en los ochenta, cuando los poetas de este lado aún tenían sensibilidad para con los hermanos de verso desaparecidos del lado de allá. Me quedo, en cualquier caso, con la precisión y belleza de esos aforismos poéticos que traes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hermosas poesías las que has glosado. Habrá que aparecerlo recitando, rescatarlo de la nada para seguir bebiendo agridulce de la historia. Nunca hay que olvidar ese sabor. Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. gracias por el recuerdo, horacio

    abrazos*

    ResponderEliminar
  7. Visité la página de Santoro que me propones en el Loser (así se lo he dicho también a Beatriz, quien se siente muy próxima a su recuerdo): la visité desde aquí mismo, la recorrí y me emocioné y me cité allí para más veces. Uno de los nuestros, como se dice.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, creo que de una u otra manera, estamos intentando rescatar a Roberto del olvido. Leyendo tu comentario en el blog de Beatriz, también te digo que me han quedado más versos para citar, no faltarán oportunidades.

      Otro abrazo

      Eliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás