viernes, 27 de julio de 2012

El resorte que hace funcionar el mundo


—Señor pájaro-que-da-cuerda —dijo ella. Y permaneció unos instantes contemplando como el nombre flotaba en el espacio—. Es un nombre precioso. ¿Qué tipo de pájaro es ése?

—Es un pájaro de verdad. No sé como es. Jamás lo he visto. Sólo lo he oído. El pájaro-que-da-cuerda se posa en un árbol de por aquí, y, poco a poco, va dándole cuerda al mundo. Mientras tanto, hace ric-ric. Si él no le diera cuerda, el mundo no funcionaría. Pero eso nadie lo sabe. Todos, absolutamente todos, creen que es un enorme mecanismo, mucho más importante y complejo el que mueve el mundo con mano férrea. Pero no es así. La verdad es que el pájaro-que-da-cuerda va de un lugar a otro accionando el resorte que hace funcionar el mundo. Es un mecanismo tan sencillo como el de un juguete de cuerda. Basta con hacer girar una llavecita. Pero esa llavecita sólo la puede ver el pájaro-que-da-cuerda.

De Haruki Murakami, “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”, Buenos Aires, Tusquets Editores, 2008.-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás