domingo, 27 de enero de 2013

La realidad como premisa


"Toda la literatura que yo escribo es realidad. Porque yo he visto que la realidad -y vuelvo a repetir algo que es muy repetido pero lo repito- la realidad tiene mucha más fantasía que cualquier fantasía, y eso lo he notado. Entonces, describo todas esas fantasías que uno ha vivido.

Corrijo sólo una vez: errores gramaticales, las repeticiones de vocablos pero nada más. Y a veces tacho alguna frase donde me pasé, donde se me escapó la dureza.

Es una pasión la investigación, uno entra como en una especie de fiebre. Y lo hace. Y cada vez que uno consigue un tanto más alegría y más entusiasmo.

Yo hablaría de una literatura de denuncia, de una literatura que busca la verdad histórica, que busca la verdad.

Bueno, uno siempre piensa no en el lector sino en los lectores. Por eso mi búsqueda de un estilo periodístico que se entienda bien. Pero sin abandonar las figuras, sin abandonar imágenes que puedan hacer más profundo la descripción de las cosas".

(Osvaldo Bayer, entrevista realizada en diciembre de 2004, en el barrio de Belgrano, Buenos Aires. Ilustración: elortiba.org)

7 comentarios:

  1. El último párrafo es perfecto. Su búsqueda es tan delicadamente sutil por respeto a sus lectores, que sin duda es lo que lo ha hecho un grande.

    Abrazo y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. No conozco a Osvaldo Bayer, Horacio. Nunca lo he leído. Pero me gusta lo que nos dejas aqui. Deberé buscar algo de él para enmendar mi falta.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Y su éxito reside en algo tan sencillo y a la vez difícil de encontrar como escribir para otros desde la realidad.
    Edificante reflexión la del señor Bayer.

    ResponderEliminar
  4. absolutamente de acuerdo con lo dicho por Magah.

    abrazo*

    ResponderEliminar
  5. Escribir es un verbo que se asocia con la actitud ética de aquel que escribe y eso lleva implícito dejar que la imaginación utilice recursos para que la realidad aparezca y sobrecoja al lector. Con sus palabras se puede llevar al lector/es a una toma de conciencia, a la denuncia.
    Lástima que sólo sean unos pocos los que sean fieles a esta premisa y muchos los que se dejen atrapar por sus beneficios.

    Un abrazo Horacio
    (Aquí sigo distanciándome de las palabras, o ellas alejándose de mí, indecisa, confundida, poniendo todas mis fuerzas, intentando resistir la furia desmedida de este vendaval de despropósitos que sopla tan fuerte y que desgaja la dignidad y que me arrastra implacable hacia no se donde."Aún".
    Me he atado unos grilletes cargados de ilusiones a mis pies, para que aún paralizada pueda seguir creyendo en ellas.

    Un beso amigo

    ResponderEliminar
  6. Admiro a ese hombre con el cual tengo muchas coincidencias. Abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás