viernes, 2 de agosto de 2013

Diálogos




Dicen que uno no es profeta en su tierra, afirmación que, como tantas, puede ser cierta. O No. Decir que escribo desde hace tiempo es una perogrullada, pero bueno, algunos (y algunas) no lo saben. No tienen por qué, tampoco. Ni si interesa tanto.

Lo concreto es que por lo menos en este 2013, esta senda de palabras e historias se ha afianzado notoriamente. No es que antes no lo estuviera, sino que, de a poco, llegan reconocimientos, invitaciones, en esta suerte de militancia de la palabra, casi como un predicador. Pero de historias.

Como escribí alguna vez, “la palabra como trabajo y el trabajo como principio que determina su impulso para la creación —para la transformación de la realidad como apuntó Marx— y que un verso o una frase logre sacudir la modorra cotidiana y sea una apuesta a la imaginación. Galeano y su metáfora de la utopía como horizonte y la caminata que hacemos a diario.

Seguimos porfiando, como no. Al igual que cualquier artista en cualquiera de sus expresiones, en esa terca obsesión de reinterpretar aquello que llamamos realidad y darle otro sentido desde el arte”.

Releo. ¿Semejante rodeo para decir qué? Solo que el domingo estaremos en la tierra de uno, en Santa Rosa, La Pampa, compartiendo una tarde con Daniel Pellegrino y Sergio De Matteo, a quien agradezco la invitación a formar parte en “Diálogos en Arte Propio”, una propuesta institucional que pretende acercar a la comunidad a sus hacedores culturales y sociales. Que no es poco, digamos.

Si no tenés nada mejor que hacer, te espero en Quintana 138, en la capital pampeana. Allí hablaremos de literatura, de “La tierra plana” y de “El porvenir es una ilusión”. También de lo que nos colma como artistas, o nos fastidia, aventuro.

Y ya que mencionamos al “Porvenir...”, hay más noticias gratas, que contaremos en algunos días más.

2 comentarios:

  1. Me alegro un montonazo por esta acción literaria que van a realizar,
    la mejor de las energías para que todo salga tal cual ustedes lo desean

    abrazos y buenas vibras desde este lado del mapa
    :D

    ResponderEliminar
  2. Yo no estaré presente Horacio, por la lejanía, pero te acompaño de corazón.
    Qué bonito! Toda mi energía, ya nos contarás.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás