viernes, 18 de octubre de 2013

Traiciones

Sobreponerse con las uñas
a las traiciones del cuerpo

descoser miradas esquivas
habitadas por palabras

miedos
que dan miedo 
          (sí, esos)

voces en saco roto
         puras nadas(*)

(*)Tomado en préstamo a Clarice Lispector, de “La hora de la estrella”

2 comentarios:

  1. Puras nadas, sí. Los días se van llenando de puras nadas... habrá que ponerle remedio.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. Ella, con su poesía, sabe como nadie sacar el dolor, los miedos, las incertidumbres. Ese dolor que sale de las entrañas y en sus versos plasma con una sobria belleza. Mucho he leído de ella . Su poesía me llega de una especial menera

    Yo aquí empiezo a dar mis primeros pasos, titubeante aún, como naciendo de nuevo, insegura, pero con la convicción de que la vida siempre me ha de asombrar.
    -
    espero poder escribir pronto, no me impongo nada, todo ha de seguir un curso natural
    Un abrazo para ti y flia.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás