miércoles, 23 de octubre de 2013

Un borrador sin cuadro




“... No existe posibilidad alguna de comprobar cuál de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. Pero ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni siquiera boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro...”

(Kundera, Milan, "La insoportable levedad del ser", España, Tusquets Editores, 2002.-)

4 comentarios:

  1. Un libro grande. Tiene múltiples ojos para mirarte de frente, como lector. Tiene varias historias acechando en un solo destino. Siempre me complace descubrir un mejor lector

    ResponderEliminar
  2. Es muy cierto, pero ¿por qué vivir ha de tener una finalidad más allá de la vida misma? ¿Por qué ha de tener menos mérito lo que se hace sin ensayo?
    Está de moda el teatro de improvisación, quizá porque de eso se trata la vida.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. el eterno boceto inacabado, una obra viva, una vuelta en la noria, improvisar una letra por el camino
    posiblemente seamos eso

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Experiencia solo propia... Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás