jueves, 13 de febrero de 2014

Cuestión de género



—Papá…
—Qué…
—¿Por qué se llama “Las aventuras de Tom Sawyer” y no de Becky? —cuestiona, dejando por un instante la lectura.
La miro mientras toma la merienda y antes de que le responda dice:

—Siempre los nenes primeros —refunfuña y uno no tiene más remedio que enorgullecerse y quererla un poquito más.

4 comentarios:

  1. Y también el padre, que seguro, promueve el ejercicio de la libertad y el inconformismo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Razón para enorgullecerse, hay. Tan pequeña y tan consciente de cómo es la realidad en cuanto a la igualdad de género. Ojalá cuando sea mayor encuentre un mundo más igualitario.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. no los olvido, ni a ti y mucho menos a Valentina que ya la veo como un personaje de un cuento. De ella me maravilla ese sentido común tan maravilloso que brota de su inocencia y su capacidad de imaginar.
    Felicidades a los "Papis"

    No creas que es desidia la tardanza de mis palabras. Sólo y desgraciadamente es una cuestión de desánimo en general que me tiene en un estado de autismo.
    Peo no olvido a los amigos de verdad
    un abrazo a toda la flia.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás