viernes, 11 de abril de 2014

Amanecer


En su implacable tarea de transcurrir, pone el tiempo señales para que las criaturas recuerden  que siempre está, y pasando. La caída de las hojas, ésa es una señal. Las distancias de la Tierra, ésa es otra. Pero como las criaturas son olvidadizas, el tiempo tiene los amaneceres.
(Bodoc, Liliana, “Los días de la sombra”, Bs. As., Grupo Editorial Norma, 2002.-)

1 comentario:

  1. Confiemos en que nadie, jamás, nos prive del placer de los amaneceres. que podamos vencer a todos aquellos que pretenden ponernos una venda en los ojos, Impedirnos mirar de frente a la vida y sumirnos en las oscuridades. Detener el tiempo . Ojalá amanezcan tiempos generosos.. Abrazos

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás