sábado, 26 de abril de 2014

Lugar



A la mañana paso
cerca de un sitio rodeado de muros
altos grises tristes sucios
de carteles, de vote lista azul
un día miro adentro
es una villa miseria.
Gente
más gente.
Vestida de tela barata
desnuda de felicidad.
Una chica me ofrece limones
"cien la docena, cómpreme"
Tiene trece años, más o menos
mi edad.
Un almacén ruinoso,
con ratas, con suciedad
con microbios funestos.
Es un sitio rodeado de muros
sucios de crímenes humanos
que son sólo los nuestros.

(Franca Jarach)
Nació el 19 de diciembre de 1957.
Estudiante del Colegio Nacional de Buenos Aires.
Secuestrada el 25 de junio de 1976. y desaparecida desde entonces.

("Desde el silencio", escritos de jóvenes secuestrados desaparecidos durante la dictadura, Buenos Aires, La Página S.A., 1984)

Revisando una caja de libros viejos apareció esto. También el impulso y la necesidad de compartirlo.




2 comentarios:

  1. Horacio, sabes muy bien cuánto de cerca me siento de estos testimonios.
    Esta es una prueba de los valores , de la sensibilidad y la inteligencia de las personas con la que aquellos bárbaros descargaban sus instintos asesinos. Les molestaban los seres humanos bienpensantes. Ellos, los poderosos, se nutren de la idiotez y la ignorancia y anulan el pensamiento para extender sus garras, Un abrazo y gracias por elevar la voz de aquellos que quedaron sin palabras. Sin vida

    ResponderEliminar
  2. Horacio he enlazado este texto como testimonio de.. ¿ otras épocas?.. La palabra es el peor enemigo de los bárbaros. Y ellos, no lo dudo, seguirán intentado acallarla.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás