domingo, 18 de enero de 2015

Gente rara



¡Pobre comisario Laurenzi! Las cosas que me ha tenido que aguantar... ¿Cuánto tiempo hace, por ejemplo, que vengo explotando sus recuerdos? Él sólo habla y yo escribo. “No hay bicho más peligroso que el hombre que escribe”, suele decir mirándome de reojo. “Explota a los amigos, se explota a sí mismo, explota hasta las piedras. ¿Hay algo sagrado en él? ¿Hay algo intocable para él? ¿Conoce la piedad? ¿Conoce la decencia? No. Y todo por ver su nombre en alguna parte. Gente rara...”
Cuando el comisario Laurenzi se pone así, yo me limito a sonreír. Siempre he sostenido que cada hombre lleva adentro un demonio, y a veces más.

(Walsh, Rodolfo, “Cuentos completos”, Buenos Aires, De La Flor, 2014 - p. 225, del cuento “Zugzwang" )


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás