jueves, 12 de marzo de 2015

El otro



… (Si el lector posee algún dinero y una vida bien acomodada, saldrá de sí para ver a veces cómo es el otro. Si es pobre, no me estará leyendo porque leer es superfluo para quien tiene un ligero hambre permanente. Yo hago aquí el papel para ustedes de una válvula de escape de la vida aniquiladora de la burguesía de clase media. Sé que da miedo salir de uno mismo, pero todo lo que es nuevo asusta. Aunque la muchacha anónima de la historia sea tan antigua que podría ser una figura bíblica. Ella era subterránea y nunca había florecido. Miento: ella era hierba.)


(Lispector, Clarice, “La hora de la estrella”, Buenos Aires, Corregidor, 2013, p.40)

2 comentarios:

  1. Claricce es hierba, leerla es sentir la humedad, la frescura, la naturaleza en estado puro.La vida y su melancolía. Abrazos amigo

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás