domingo, 5 de abril de 2015

Cuatro de abril



Otra Semana Santa, ocho años después, y una nueva marcha en conmemoración del asesinato del docente Carlos Fuentealba a manos de la policía. Fue bueno ver que el reclamo por Justicia completa (con cárcel y castigo a los responsables políticos), sigue vigente.

La mancha gris, la posición de algunos que piensan que son los únicos con derecho a peticionar por justicia y que se marcharon cuando empezaron a hablar los oradores. Creo que eso fragmenta al campo popular. Ojalá algún día lo entiendan. No me quiero detener en eso, pero quería manifestarlo.

Comparto un poema que escribió Carlos Fuentealba, que se entregaba en mano, ayer en la movilización.

Creo

Hay un "camino"
para cada ser humano
no somos todos iguales
hay que transitarlo
con mucha confianza
y respetando el camino
del que está al lado
sin egoísmo, humildemente,
sencillamente, hacer.
O no hacer pero
enfrentarlo todo.
Analizándolo, escuchando,
criticando, pero estar.
Ser uno, pisar la tierra
de nuestro "camino"
saborearla, catarla,
beberla, "chuparle el
tuétano a la vida".
Sin miedo, sin egoísmo.
No pensar si salir bien o mal,
hacerlo, después vemos.



Una crónica del acto de ayer, con los discursos del secretario de ATEN, Marcelo Guagliardo y de la compañera de Carlos Fuentealba, Sandra Rodríguez, podés leer en Plan B Noticias.


Mi aporte a esos días, lo encontrás en "La voz en el aire", un texto que fuera mencionado en un concurso organizado por Radio Universidad CALF, en la ciudad de Neuquén y que también formará parte de "Series y Grietas", obra editada por Colisión Libros, que presentamos el 9 de mayo en la Feria Internacional del Libro, en Buenos Aires.

1 comentario:

  1. Para nosotros, para nosotros no existe la justicia. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Ecos y matices, contame qué opinás